EL MÉTODO ARTIGAS,
DISEÑAR UNA CASA DE AUTOR

Una CASA DE AUTOR es una casa hecha a medida, pensada y diseñada a medida de quien debe vivir en ella. El equivalente en el caso de un traje, sería ir al sastre. No es ir a los grandes almacenes, no es un prêt-à-porter.

Una casa a medida se obtiene del estudio de tres factores fundamentales: el lugar, el programa i la materia.

EL MÉTODO ARTIGAS, DISSENYAR UNA CASA D’AUTOR

1

EL LUGAR

Una casa a medida, es una casa adaptada al lugar, con todo lo que eso implica. Es una casa que entiende el lugar y lo interpreta, dialoga y se adapta a él, lo reconoce y se integra en él. Es una casa que piensa en las vistas, las deseadas y las que no. Es una casa que busca el sol, se aprovecha y se protege de él. Una casa a medida lee el lugar y su entorno, y saca conclusiones. Una casa a medida necesita del lugar para ser y que solamente puede existir en este lugar. En cierto modo, podríamos decir que el lugar la configura, siendo parte de su alma.

2

EL PROGRAMA

Una casa a medida, necesita del programa único y exhaustivo de sus futuros habitantes. Debe saber cómo quieren vivir, lo que hacen y necesitan en los diferentes escenarios de su día a día. Una casa a medida se adapta a su inquilino y lo envuelve, responde a las necesidades de su usuario, las interpreta y las da forma. Una casa a medida materializa, cristaliza en forma y volumen las necesidades de su futuro ocupante, es la respuesta formal a su manera de vivir. Y así, una casa a medida es una casa personal y única, que responde y muestra la personalidad de quien la encarga, y en la que su habitante debe sentirse reconocido.

3

LA MATERIA

Una casa a medida, induce a que cada uno de los elementos que la componen estén en su sitio, se coloquen en su sitio. Una casa a medida, debe tener presente la materia, cada elemento formal tiene su sitio donde estar y solamente uno. Hay que preguntarle, y saber interpretar lo que nos dice. Hay que encontrar el verdadero lugar de las cosas, reconocer dónde van y colocarlas. Disponer cada material en su sitio, cada pared situada en su correcta posición, cada elemento constructivo resuelto en su emplazamiento concreto. Una casa a medida, materializa de manera ideal cada elemento que la compone, da forma física a aquello que se busca.

Ésta es la tarea del arquitecto, preguntar a las cosas, a los espacios y a los materiales, qué quieren ser e inducir a que lo sean y, solo así y sumando todas las decisiones, se proyecta una casa a medida. Ésta es nuestra tarea, interpretar el lugar concreto, para un usuario determinado y darle forma a todo el conjunto con un alto grado de singularidad.

Una casa a medida es una CASA DE AUTOR. Es una CASA ÚNICA.